La creatividad en tiempos de Big Data

Sábado, 13 Diciembre 2014 00:00

La creatividad en tiempos de Big Data

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

smarter-than-humans

El volumen de datos recolectados y procesados, hoy en día, es absolutamente abrumador. Casi intimidante.

El avance de la tecnología y la digitalización de la sociedad permiten que las empresas puedan obtener más información de sus clientes que lo que los propios clientes podrían saber de sí mismos. Todo lo que hacemos se cuenta, se mide y deja una huella en este mundo digital. Se asemeja a una sociedad orwelliana en relación con la ausencia (¿inexistencia?) de la privacidad.

Esta manipulación de grandes conjuntos de datos es lo que está detrás del concepto de Big Data. Transformar esos datos en información posibilita, entre otras cosas, segmentar perfiles bien definidos de consumidores y transmitirles un mensaje relevante y pertinente.

opinion editorial1

En la disciplina del Marketing, este concepto quiebra el paradigma del marketing intuitivo para convertirlo en marketing científico, acercándolo a una ciencia exacta.

En resumen, Big Data es la puerta de entrada hacia la personalización elevada a su máxima expresión.

Hoy podemos decir que el Marketing no necesita escuchar lo que la gente dice, sino que, directamente, puede observar lo que la gente hace.

Tal vez asuste, sí, pero no hay que temer al Big Data. Además, no es algo nuevo. Desde que nacemos, estamos expuestos a grandes volúmenes de información. Nuestro ADN es precisamente eso: una molécula cuya principal función es el almacenamiento de información en gigantescas cantidades. Una superpotente base de datos.

big-data-and-engagement

Debemos dejar de pensar en términos defensivos y comenzar a pensar en términos disruptivos. Los datos deben estimular ideas. ¿Cómo extraer el máximo provecho de Big Data?

Big Data es, por todo lo enunciado, un extraordinario generador de insights del consumidor.

Sin embargo, para que el insight prospere y tenga impacto directo en el negocio, falta un ingrediente clave: el condimento emocional. Los datos son fríos, carecen de alma. No llegan al corazón de la gente. Se hace necesario humanizar el dato. Entonces, aparece la Magia: la Creatividad.

Es la Creatividad la responsable de transformar la Big Data en la tan ansiada Big Idea. Y así, Big Data y Creatividad deben ir siempre articulados.

big data deep emotions GDI

¿Acaso la genialidad no consiste desde siempre en grandes ideas, y no en grandes datos? Ya lo decía Albert Einstein: "La imaginación es más importante que el conocimiento". Pero, ¿cómo sería posible la imaginación sin el conocimiento?

 

Fuente: Clarín

Visto 5828 veces