Servidor Cloud vs. VPS y dedicado

Miércoles, 03 Diciembre 2014 00:00

Servidor Cloud vs. VPS y dedicado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

facebook data center 1

A la hora de elegir entre un servidor Cloud o uno de tipo VPS o dedicado son muchas las empresas que pueden sentirse confusas ante la gran oferta disponible y la innovación que traen las soluciones basadas en la nube. En el siguiente artículo explicamos con detalle las diferencias entre cada tipo de infraestructura, con el objetivo de entender qué aportan y que no cada clase de servidor.

El servidor dedicado

Lo definimos como un servidor físico instalado y mantenido por un determinado proveedor, que corre con todos los gastos del mismo cobrando al cliente una determinada cuota mensual. Para mantener unos precios competitivos es muy frecuente que este tipo de servidores sean soluciones de gama baja o media, con todo lo que ello conlleva.

servidores-dedicados-y-virtuales

Ventajas:

  • No hay que realizar una gran inversión inicial que deberíamos afrontar para montar un servidor por nosotros mismos, ya que en su lugar pagaremos cuotas mensuales que resultarán más llevaderas.
  • En caso de que el servidor se quede obsoleto para cubrir nuestras necesidades nuestro proveedor nos dará la opción de actualizarlo, aunque con flexibilidad limitada.
  • La rotura o avería del servidor no nos supone ningún coste adicional a soportar. La mayoría de contratos contemplan la sustitución inmediata del hardware.

Desventajas:

  • Una rotura o avería no nos supone un coste, pero sí puede obligarnos a esperar hasta su reparación y nueva puesta en funcionamiento o a su migración a otro servidor, dejando inoperativos los servicios que dependan de él.
  • Su potencia, escalabilidad y posibilidades de actualización está limitada a lo que la propia máquina pueda ofrecer y requiere una programación y recursos, lo que obliga a realizar paradas de servicio.
  • En el caso de necesitar más de un servidor o crear entornos más complejos podemos enfrentar mayores gastos y complicaciones.

El servidor VPS

Un servidor virtual privado (VPS, del inglés virtual private server) es un sistema basado en particionar un único servidor físico en varios servidores virtuales de tal forma que todo funcione como si se estuviese ejecutando en una única máquina. Así cada cliente puede acceder a su servidor virtual como si fuera una máquina física, instalar el sistema operativo que desee con unos recursos reservados (CPU, RAM y almacenamiento) en exclusiva para su uso.

servidor-vps-hosting

El hecho de que se trate de servidores virtuales compartidos permite ofrecer precios mucho más competitivos que en el caso de servidores dedicados, manteniendo en esencia las mismas ventajas y desventajas. No obstante, existen algunas diferencias que pueden ser interesantes para determinados perfiles de usuario: las VPS suelen tener un nivel de administración más sencillo que un servidor dedicado o cloud porque en panel (Parallels en el caso de Arsys) facilita algunas tareas comunes. También se reduce al mínimo las necesidades de mantenimiento del kernel del sistema operativo, dado que es común a todas las VPS y lo administra el proveedor de hosting.

Es importante tener en cuenta que su nivel de tolerancia a fallos de software y de hardware es idéntico al de los servidores dedicados, por lo que prácticamente todo lo que dijimos sobre aquellos resulta aplicable a estos.

El servidor Cloud

La computación en la nube ha marcado un importante punto de inflexión también dentro del mercado de los servidores, donde ha conseguido brillar con luz propia y alzarse como la opción más recomendable a nivel general, especialmente para los proyectos más ambiciosos.

 

imagen980x388servidor2

Un servidor Cloud rompe con la tradición que hemos visto en los dos anteriores, ya que viene a ser, en esencia, una plataforma virtualizada en la que juegan un grupo de servidores que funcionan a la vez como si fueran uno solo, lo que permite acceder a importantes ventajas que hace unos años resultaban impensables.

Ventajas:

  • Podemos acceder a servidores de alto rendimiento con cuotas mensuales asequibles, siempre dependiendo de la potencia que necesitemos.
  • Ofrecen una tolerancia total a fallos de software y de hardware, de forma que aunque se produzca una avería de este tipo nuestro servidor Cloud seguirá funcionando sin problema.
  • Su gestión y mantenimiento corre a cargo del proveedor.
  • Garantiza mejor que los VPS los recursos de CPU y RAM que tiene asignados dentro del grupo de servidores sobre el que se sustenta.
  • Su escalabilidad y posibilidades de configuración y modificación son notables, lo que nos permite adaptar el servidor a nuestras necesidades con celeridad y sin complicaciones.
  • Los servidores Cloud ofrecen conjuntos de herramientas mucho más avanzadas, como balanceadores, VPN, escalabilidad y demás.

 

 

Fuente: Muy Windows

Visto 4721 veces Modificado por última vez en Miércoles, 03 Diciembre 2014 21:02